El IECT se crea en 2019 en respuesta a las inquietudes reflejadas en 1969 por el Consejo de Europa sobre la necesidad de una cooperación entre los estados miembros para crear un instituto internacional especializado en tecnología punta.

Su función es triple:

1-- Investigar y detectar las necesidades formativas y profesionales dentro de los sectores de la ciencia y las nuevas tecnología.

2- Crear los elementos formativos que permitan una rápida formación e incorporación al mercado laboral de los ciudadanos en dichos sectores.

3- Impartir las formaciones específicas que den respuesta a las necesidades de profesionales capacitados por parte de las empresas de la Unión Europea en general y de España en particular.